Los centros de mesa son una de las partes fundamentales en las fiestas, sobre todo las de 15, donde el color llama nuestra atención y convierte el salón en un sitio único. Hay miles de opciones diferentes para elegir, pueden ser comprados o hechos por la quinceañera (o cualquier miembro de la familia), pequeños o grandes, para día o para noche. Pero lo cierto es que deben ser hermosos y acordes a la temática y el color de la celebración.

Lo primero a tener en cuenta antes de elegir los centros de mesa coloridos para 15 años es el tipo de fiesta que se celebrará.

Por ejemplo si es elegante y formal, si es de un tema en particular, si es en un salón o al aire libre, etc. No olvides que además deben combinar con los manteles y todos los demás elementos de la mesa y del ambiente.

Las últimas tendencias en fiestas de 15 están basadas en el minimalismo, es decir, “menos es más”. Uno o dos colores (a lo sumo tres) y nada de recargar los espacios. Eso no evita que los centros de mesa sean bonitos y acordes a tus gustos. Otra de las “modas actuales” es hacer todo DIY (reciclando, buscando patrones en internet, copiando de fotos de las redes sociales, etc). Si eso te interesa sería bueno que vayas juntado botellas de vidrio, latas de aluminio o cualquier recipiente que pueda servir.

Algunas ideas de centros de mesa coloridos para 15 años:

Tazas con flores: Hoy en día las tazas se pueden personalizar y tener dibujos o diseños a medida. Una buena opción para un centro de mesa. Un poco de agua, unas flores naturales y listo. Si quieres incluso puede ser el souvenir para los invitados (deberás poner una taza por cada persona que se sienta en la mesa, si quieres hasta con su nombre impreso).

Recipientes con arena: Si te gusta mucho la playa o vives cerca de una, puedes armar los centros de mesa marinos en unos minutos. Sólo precisas un recipiente de vidrio, rellenarlo con arena, poner algunas velas pequeñas y por último unas cintas en el borde.

Flores de papel: Con papel de seda de diferentes colores puedes hacer unos centros de mesa muy lindos y coloridos (y te evitas comprar flores naturales). Esta idea es más que interesante por ejemplo si toda la decoración está basada en tonos como el turquesa, el lila o el naranja.

Latas con globos: Las latas que se compran en casa con diferentes alimentos pueden servir como centro de mesa. Otra opción son los vasos plásticos o los de café. Dentro poner una bola de plastilina para que haga peso y luego insertas el palito del globo. Por fuera pintas la lata o el envase y le añades una cinta del color que prefieras.

Plumas y antifaces: Si te gusta este estilo (muy usado en las fiestas de 15) puedes convertirlo en un centro de mesa hermoso. Lo mismo que en el caso anterior, o también usando frascos o botellas de vidrio, pero poniendo coloridos antifaces, plumas y perlas.