Si una boda es importantes para la vida de una pareja… llegar a cumplir 50 años juntos es un momento maravilloso. Sin dudas merece una celebración con todas las letras. En cinco décadas pasan muchas cosas: nacimientos, viajes, mudanzas, bodas… ¡Y todo merece una gran fiesta!

Te dejamos algunas ideas para organizar tus bodas de oro o las de tus padres ó abuelos:

1-Sean prudentes: Hay que recordar que en una boda de estas características, los “novios” son personas mayores, de al menos 65 años cada uno y por ello se debe ser cuidadoso. Más que nada tener en cuenta el estado de salud y si tienen algún impedimento. La emoción de la fiesta puede llegar a ser peligrosa, quizás no es bueno organizar algo sin avisarles. La mesura es importante.

2-Partan de un presupuesto: Es probable que entre los hijos y los nietos costeen la fiesta. Pero eso no significa que se puede gastar como si el mundo fuese a acabar. Quizás tendrían que saber primero qué tipo de celebración desean los agasajados y sobre todo cuánta gente asistirá (porque en 50 años de matrimonio hubo tiempo para tener una buena descendencia y forjar buenas amistades).

3-Busquen invitados de la primera boda: Es posible que muchos de ellos no puedan estar presentes pero todavía se pueda participar a un testigo, un amigo o un familiar. En el caso de que esto no se pueda lograr, los nuevos testigos han de ser personas muy cercanas (hijos sobre todo). Se puede hacer una renovación de votos en la Iglesia o una ceremonia similar a la civil (laica), que emule a la primera.

4-Elijan bien el lugar: El salón o sitio de celebración y banquete debe ser accesible, cerca de la casa de los novios y sobre todo contar con facilidad para acceder (rampas por ejemplo). No hay que olvidar que algunos de los invitados serán personas mayores. Otra buena opción puede ser un restaurante con una gran mesa para algo más tranquilo y familiar.

5-Escojan el menú: Nuevamente hay que tener en cuenta las condiciones de salud de los invitados y de los agasajados. Muchos de ellos pueden tener necesidades especiales como problemas con la dentadura, digestión lenta, diabetes, colesterol, hipertensión, etc. Buscar un menú “intermedio” a todas las edades de los invitados o bien ofrecer el “buffet” donde cada uno elige qué comer.

6-No se olviden del pastel y el baile: Son dos de los momentos más emotivos de una boda y por supuesto deben estar presentes en la celebración de los 50 años de matrimonio. Quizás en su primera boda no tuvieron un pastel porque en esa época eran muy costosos, así que es un buen momento para que ahora lo corten juntos. En cuánto al baile, si ambos están en condiciones, no duden en organizarlo. No hay nada más bonito que verlos dar unos pasos con el mismo tema que hace 5 décadas atrás.

Tip adicional: Observen las fotografías de la primera boda para tomar ideas y emularla lo mejor posible. Será un bonito momento para los novios y sobre todo muy emotivo.